Cuando se trata de encargar la fabricación de mármol para lápidas en Coruña, o cualquier otro tipo de escultura funeraria, debemos asumir la preponderancia de este material sobre otra clase de piedras. Las características estéticas del mármol, su contraste con el granito, y sus diferentes acabados engalanan llenando de solemnidad cualquier obra mortuoria.

Si nos planteamos honrar la memoria de un ser querido no existe otro material más propicio que el mármol para llevar a cabo ese homenaje. Su belleza estética y la calidad de su acabado son incomparables. El mármol ofrece un gran número de ventajas entre las que destaca su perdurabilidad ante el paso del tiempo. El transcurso de los años apenas le resta esplendor. Igualmente, también presenta otros beneficios como su acabado, (pulido y perfecto), o su agradecida capacidad estética; realza y enaltece cualquier trabajo escultórico. A la hora de encargar la fabricación de mármol para lápidas en Coruña, debemos valorar el perfecto contraste que logra esta piedra combinándola con el granito.

El principal inconveniente que presenta el mármol tiene nombre propio: la lluvia ácida. La modernidad y el progreso de la época donde vivimos han traído consigo nuevos avances fruto de la ciencia y la mecánica, esto ha provocado que las grandes ciudades desarrollen bolsas de contaminación nocivas para nuestra salubridad y la de nuestro entorno. La lluvia ácida representa uno de estos perjuicios. Esta lluvia disuelve el mármol, y las piedras calizas, alterando edificios y monumentos.

El mármol también puede sufrir deterioros propios de una piedra natural. Nos referimos a ligeras asimetrías que generan grietas en su homogeneidad y pueden pasarle factura con el paso de los años. No obstante, esta posibilidad es bastante poco factible.

Desde Mármoles Amarelle ofrecemos servicios profesionales utilizando sólo los mejores materiales. Solicítanos presupuesto y consulta nuestro catálogo.